DRAWING NOW – Art Fair – Carreau du Temple (español)

ÉDITION 12. 22-25 avril 2018

DRAWING NOW – Art Fair – Carreau du Temple

 

Como absoluta novata de ferias de dibujo contemporáneo, puedo ofreceros una perspectiva fresca y, quizá, poco ortodoxa, de las experiencias que uno vive en una edición de Drawing Now, ¡y desde dentro!

Por primera vez, este año se ofreció un servicio de mediación para los dos espacios dedicados a artistas emergentes y/o poco conocidos en Francia. Estos dos espacios, Insight y Process exhibieron la obra de artistas de diversas nacionalidades a través de galerías de toda Europa. Yo fui una de esas mediadoras y esto es lo que os puedo contar:

Sala Insight

La sala Insight tenía como denominador común la potencial proyección de los artistas expuestos en esta sala en Francia. Siendo muchos de ellos muy jóvenes, Drawing Now les ofreció una plataforma desde la que alcanzar visibilidad entre el gran público y la comprensión, a través del trabajo de los mediadores, del significado de su obra o su intencionalidad creadora. Esta sala permitió a los galeristas dar a conocer nombres deben trascender sus fronteras de origen para permitirnos apreciar la globalidad del dibujo como técnica y medio de expresión en todas las culturas.

Rachel Maulwurf. Night raid in Hamburg. Pastel al carboncillo. Galería Livingston.
Rachel Maulwurf. Night raid in Hamburg. Pastel al carboncillo. Galería Livingston.
Shao Bingfeng. Grandson Shi Zitan. Lápices de colores sobre papel. Galería Paris-Beijing.
Shao Bingfeng. Grandson Shi Zitan. Lápices de colores sobre papel. Galería Paris-Beijing.

 Sala Process

La sala Process, en cambio, se presentaba más heterogénea en cuanto a reconocimiento y se estructuraba de manera conceptual sobre la importancia que todos los artistas expuestos le daban a su proceso creativo. Este proceso se convertía no sólo en la clave para entender su obra, sino que llegaba a rivalizar en importancia con el “resultado final”. Así iniciaba su discurso Franklin Evans, de la galería FL Gallery. Su stand era el primero que veíamos nada más entrar y, a través de un sinfín de superposiciones de dibujo, cintas adhesivas de colores y fotos, Franklin Evans nos invitaba a entrar en su universo creativo. Esta instalación, que lleva repitiendo más de catorce años, con el paso del tiempo se va nutriendo de más elementos que nos permiten observar la evolución estilística y conceptual del artista.

Tuvimos el privilegio de ver obras tan poéticas como la del tándem Detanico-Lain (Galeria Martine Aboucaya), una pareja de artistas brasileños que hacen de sus respectivas formaciones (ella es semióloga y él es diseñador gráfico) una constante búsqueda de la belleza y del valor estético de las palabras más allá de la mera transcripción de un lenguaje. Su instalación consistente en un punto luminoso proyectado sobre una pared negra, que describía el trazo caligráfico de la palabra “conciencia”, dejando entrever un texto de Paul Valéry, nos sugería cómo la conciencia es la que revela y se revela a través del acto de la palabra.

Primer Precio

El primer premio del salón Drawing Now fue concedido a Michail Michailov, quien también nos ofrecía, de una manera más intimista, participar en el paisaje cotidiano de su estudio. Una de las grandes satisfacciones de los mediadores era ver cómo los espectadores pasaban delante de su obra, Dust to dust creyendo que se trataba de una foto o de un collage y cuando les invitábamos a acercarse y descubrían que se trataba de un dibujo ¡qué reacciones!, ¡la admiración más absoluta! El laureado explicaba que la representación de las motas de polvo y otros elementos insignificantes

Michail Michailov. Dust to dust #10. Lápices de colores sobre papel. Galería Projektraum Viktor Bucher.
Michail Michailov. Dust to dust #10. Lápices de colores sobre papel. Galería Projektraum Viktor Bucher.

 

de nuestra vida cotidiana nos invitaba a compartir esos objetos que le acompañan en su proceso creativo y que, al integrarlos en su obra, les concedía un valor artístico per se. Así, la reflexión hacia el espectador debía dirigirse a mirar con unos ojos más amables aquellos objetos cotidianos que normalmente despreciamos, pero que pueden llegar a ser contenedores de bellezas infinitas.

Otra de las obras que más admiración suscito fue Handwriting 1 de Klaus Mosettig (bechter kastowsky galerie). Representando la superficie de la mesa de acceso a un campo de refugiados; las cicatrices dejadas por centenares de personas con su vida a cuestas, nos recuerdan las marcas que la vida deja en todas las superficies: la piel, la tierra, los lienzos… Un homenaje que no dejaba indiferente y que los visitantes también elogiaron una vez conocían su significado.

Klaus Mosettig. Handwriting 1. Grafito sobre papel. Galería Bechter Kastowsky.
Klaus Mosettig. Handwriting 1. Grafito sobre papel. Galería Bechter Kastowsky.

Y, quizá, este ha sido uno de los elementos de éxito para estos dos nuevos espacios: la mediación se ofrecía como un acompañamiento a la visita. No de manera invasiva sino espontánea y horizontal. No era una visita guiada en la que el mediador posee todos los conocimientos y las personas deben escucharle en silencio. Se consiguió crear un diálogo genuino, fluido; un verdadero intercambio de impresiones, perspectivas y conocimientos, con gentes de todas las edades, nacionalidades y profesiones.

Esperamos que el año que viene Drawing Now nos vuelva a ofrecer la oportunidad de maravillarnos con una técnica tan cercana a todos y, al mismo tiempo, capaz de crear auténticas proezas artísticas. También esperamos con impaciencia los nuevos nombres que nos harán vibrar con sus obras. El salón hizo que, durante cuatro días, el paisaje cultural contemporáneo en Paris girara en torno al Carreau du Temple y los dibujos de más de cien artistas de todos los rincones del mundo.

Merci à Alex T. pour cet article

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée.